O

OPERACIONES DE TI

ANTICIPACIÓN, AUTOMATIZACIÓN Y EJECUCIÓN SIMPLIFICADAS

La gestión de operaciones de TI es el proceso de gestionar el día a día de la infraestructura de TI incluidos aprovisionamiento, capacidad, prestaciones y disponibilidad del entorno informático, de red y de aplicación. La gestión de operaciones de TI es crucial para organizaciones de TI responsables de prestar con eficiencia servicios y aplicaciones de alta calidad para apoyar a la empresa digital.

El negocio digital funciona con TI

Con la revolución de los negocios digitales, la tecnología ha penetrado en cada paso de la cadena de valor de las organizaciones. Este entorno tecnológico de alta complejidad y rápidamente cambiante está formado por nuevos sistemas de negocios digitales, que se basan en buena parte en la infraestructura de TI y otros servicios tecnológicos. La gestión de operaciones de TI potencia las organizaciones de TI para:

Asegurar el rendimiento y la disponibilidad de los servicios digitales.

Alinear las decisiones de costes y riesgos con las necesidades de la empresa

Ejecutar y gestionar eficientemente la tecnología dependiente del negocio

Responder rápidamente a los problemas y recomendar soluciones

Anticipación, automatización y ejecución simplificadas

Encuentre y resuelva los problemas rápidamente

En la veloz era digital, los equipos de operaciones de TI necesitan encontrar y resolver los problemas antes de que la empresa note su impacto. La gestión de operaciones de TI ayuda a los equipos de TI a identificar y resolver proactivamente los problemas de rendimiento y disponibilidad en un entorno de TI híbrido. TI necesita soluciones que proporcionen una forma intuitiva de examinar las normas de operación, revelar anomalías automáticamente, medir el impacto de servicio e identificar riesgos de forma proactiva para simplificar la determinación de los problemas y su solución.

Las aplicaciones modernas precisan una supervisión granular

La introducción de tecnologías nuevas, innovadoras y de alta velocidad y de aplicaciones empresariales siempre activas exige una supervisión segundo a segundo que desvele las tendencias de los datos. Sin embargo, las herramientas de las operaciones de TI tradicionales recogen los datos a intervalos más largos, suavizando los patrones de datos y pasando por alto picos rápidos pero críticos. Un enfoque moderno de la gestión de las operaciones de TI admite tanto la gestión de la infraestructura de TI tradicional como los servicios rápidos y basados en la cloud en los que confía la empresa. Unas TI ágiles necesitan una visibilidad de grado fino en las aplicaciones, para ayudarles a desarrollar, solucionar problemas y proporcionar soluciones rápidamente, y poder así moverse tan rápido como sus aplicaciones. Explore la supervisión de AWS con TrueSight Pulse.

Optimice la capacidad de controlar costes y minimizar riesgos

La rápida empresa digital necesita que las TI sean ágiles y precisas al ajustar la dinámica infraestructura de TI. La gestión de operaciones de TI potencia la continua alineación de los servicios en todos los entornos informatizados y a través de todos los recursos para:


Conocer la utilización a nivel de negocio, servicios y recursos.


Eliminar el exceso y la escasez de aprovisionamiento y los costes asociados.


Alinear la previsión de recursos con la demanda del negocio.

Las decisiones inteligentes basadas en datos impulsan los negocios digitales

En la empresa digital moderna, ya no se informa solo por informar y los datos se han convertido en la moneda de cambio que dirige todas las decisiones y acciones. El desglose de silos de información de TI y la organización automática de datos con estructuras múltiples a partir de fuentes variadas y dinámicas permite a los equipos de Gestión de operaciones de TI transformar datos que carecen de significado en información aplicable que respalda una actuación decisiva.

¿Te gustaría probar las soluciones de BMC para tu negocio?

Solicita una demostración